sábado, 23 de agosto de 2008

CAOSTO

En vez de AGOSTO, este mes debiera llamarse CAOSTO, que incluye la palabra CAOS y TO, que acentuado es TÓ, o sea, TODO, lo que quiere decir que TODO ESTÁ EN CAOS en este mes llamado Agosto, que tendría su lógica en tiempos de ni se sabe ha.

La guinda, -y todavía el mesecito no ha terminado-, la ha puesto la catástrofe brutal del aeropuerto de Barajas, con tintes, por qué no decirlo, de CRIMEN en toda regla aunque sea de manera indirecta y rebuscando y rebuscando entre las infinitas responsabilidades en forma de persona que tiene que haber en una movida de índole semejante.

Lo que más me alucina de todo esto es lo de la pena, dolor y demás de las gentes. Yo pienso que los que sufren de verdad y lo están pasando peor que mal son los familiares directos y allegados en general de todos los que han muerto y han quedado malheridos, porque el resto de gente lo que quiere es declaraciones, ver cosas, cotillear y a ver cuánto tiempo están con el tema, que lo compaginan la mar de bien con las olimpiadas y lo que haga falta. Lo de las banderas a media asta... bueno, sí lo han hecho, pero eso NO significa PARA NADA un luto de nada, pues por lo poco que sé de los lutos de verdad es que el país entero, o bueno, en este caso la Región de Madrid debería de estar más tranquila, que los cines cierran, los teatros y demás cosas de espectáculo, y la gente pues debe de estar entristecida y eso. Pero nada, no solo sigue todo igual sino que es que se oyen los televisores a toda pastilla con el jueguecito de marras que toque en las olimpiadas, por lo que NO es sólo una cosa estatal, sino que la peña pasa DE VERDAD de la catástrofe de Barajas como de sentarse en una silla fabricada con cactus.

Yo apoyo un montón a los familiares, sobre todo en su cabreo ante las irresponsables personas que dirigen la empresa esa de “spainair” -que ya le podrían haber puesto otro nombre- porque eso de quedarse esperando modositos y que en fin, la vida es así y tiene esas cosas, PUES NO, hay que cabrearse y pedir responsabilidades, y si no las quieren asumir, que se aguanten con lo que hagan los familiares, como si le prenden fuego a la empresa allí donde esté ubicada, o la casa del dueño o los dueños, subdueños, y toda la gente irresponsable que haya detrás de ese invento de mal negocio. Sí, a pesar de los dichos, en un momento de NO justicia como el actual, no hay nada como la Justicia esa de la que se dice el dicho.

Pero es normal que ocurran esas cosas, desde luego lo de Barajas es tremendo, pero si observamos bien nos damos cuenta de que entra dentro de lo que ocurre en este mes de CAOSTO, con todas las “autoridades” de vacaciones y sin nadie que las releve. Uno puede ver, al menos en Madrid, calles sin iluminación, calles sin limpiar, calles con las señales de circulación con luz de tráfico, sin luz, muchísima o NADA de vigilancia tanto de policías nacionales como municipales, con lo que en cuanto a circulación eso supone, con enlatados (coches) a toda velocidad y saltándose cuatrocientas veces más los semáforos, hospitales con falta de personal o una panda de becarios que da miedo, y, en fin, una dejadez de montones de cosas más de lo normal que en otra época del año donde parece que se hace más el paripé.

Yo desde luego si tuviera la responsabilidad de llevar adelante una ciudad, tendría a un equipo de sustitutos profesionales en época de vacaciones que hicieran la misma labor que se hace en tiempo NO vacacional, de tal forma que esté todo en condiciones, con la misma calidad de servicios al ciudadano, y no dejas como se deja a becarios de toda índole, que también los puedes tener para que aprendan y todo eso, pero SIEMPRE con personal veterano.

Porque de otro modo pasan las cosas que pasan, como lo de Barajas. Por desgracia me imagino la escena del regreso del avión siniestrado cuando la primera vez no rula como debe de ser. Se SUPONE que lo iban a revisar, pero... ¿lo revisarían de verdad? ¿o hicieron que lo revisaban y NO lo revisaron porque no habría el personal adecuado o porque el personal adecuado estaba viendo la competición equis de la olimpiada y precisamente pasaron olímpicamente de revisarlo o no hacerlo en condiciones? Desde luego hay mucho que investigar, y no es tan difícil, lo es en todo caso porque al NO haber una Autoridad en condiciones en el Estado, pues en un Estado “democrático” es lo que tiene, que NO es la Autoridad suprema, sino que todo depende de tal organismo que depende de otro organismo que a su vez depende de una subdirección que direcciona las direcciones de la empresa subcontratada de la subcontratación del contrato que se hizo a través de no se sabe qué leyes que la aviación civil, pero no directamente, ha no hecho con alguien. Así, desde luego, no se puede coger y hacer lo siguiente:

A ver, documentación de la revisión del avión, nombres de las personas que hicieron la revisión, momento, hora, minuto y lugar de la revisión, reconstrucción de los hechos de esa revisión con otro aparato como el accidentado, todo bien grabado con distintas cámaras de vídeo, supervisado por los jueces que haga falta, el Ministerio del Gobierno que le toque y todo esto y muchas más cosas YA.

¿Hubo llamadas de los pasajeros a la policía? Porque se dice que el pasaje quería salir, que NO querían volar en esas condiciones, y a lo mejor no todos, pero con que hubiera UNO que dijera que NO quiere volar en un avión que ha fallado en el primer intento, hay que dejarlo bajar, es SU dinero, es SU pérdida de vuelo, es SU vida. Y NO vale la idiotez que por uno se va a retrasar el vuelo, cuando ya tiene un retraso tremendo.

En fin, a veces la lógica es más fácil de lo que parece. Pero evidentemente en esta clase de regímenes donde nadie se hace responsable y donde, repito, NO hay autoridad, pueden pasar este tipo de cosas y mucho peores.

La verdad es que hay muchos menos malos, terroristas y demás gente de lo que se imagina nadie, porque en este mes de CAOSTO, al menos en España, hasta un atracador borracho se podría hacer con la jefatura del estado y sin mucho empeño.

El que una ciudad se quede con menos movimiento de comercios y negocios en general, NO quita para que todo lo demás siga funcionando igual, más cuando muchas ciudades españolas sirven de lugar de turismo para un montonazo de gente que viene de todas las partes del planeta; ver una calle sucia, ver calles enteras sin autoridades, ver lugares hermosos llenos de vagabundos sucios y ensuciándolo todo, en fin, no es una imagen precisamente buena. Sé que habrá algún gilipollas que se fije en lo de los vagabundos y me da exactamente igual, si te gustan los vagabundos llévatelos a tu casa, ya verás como NO te gustan ni los aguantarás ni medio minuto, contado, eh, 30 segundos y acabarías vomitando.

Así pues, lo dicho, todo cuanto pase de malo o de desafortunado es completamente lógico, normal y explicable. Lo que pase de bueno... eso ya es un misterio, o no, hay algunas personas que con su Espíritu maravilloso hacen que siga todo rodando; hay incluso Espíritus Maravillosos que hacen que con su deseo hagan influir en personas inconscientes para que todo este engranaje de la supuesta civilización siga marchando.

Hasta más ver


Hectópolis

4 comentarios:

isla_errante dijo...

Gracias por todo y adios

SOY LA QUE SOY dijo...

Menos mal que termina este mes aciago.

Vivo en las espera de pequeñas victorias.

¿Qué pasó por aquí?

Un besazo.

Hectópolis dijo...

Hola, querida amiga, pues nada, que ya llegó Septiembre y... casi todo sigue igual, yo creo que esperaban más cosas, pero... la realidad de la vida es la que es y en cierta manera es seguir en agosto, pues hasta el 15 de septiembre verdaderamente no empieza la cosa a atosigarse.

Estoy con muchas cosas y por tanto la inspiración está muy pero que muy lejos, así que nada, cuando surja algo, surjirá.

Suerte con las Victorias, que a poder ser sean grandes ;)

Besos y abrazos

Hectópolis

SOY LA QUE SOY dijo...

Querido Hectópolis:

En las Montañas dejé algo que puede que te guste.

Un besazo.