viernes, 26 de septiembre de 2008

La Maquinaria que Regula (Parte 5)

(Es continuación)

En el centro de la Estructura Bipiramidal hay otra estructura que se le conoce con un nombre muy largo y casi impronunciable, una serie de pequeñas pirámides con otra sucesión de pequeñas pirámides que forman un sin fin de caras que todas ellas obviamente tienen forma piramidal. No se trata de la simple forma piramidal de arriba y abajo y todo eso. El Abajo es fundamental para que se sostenga el Arriba; sin el Abajo no hay el Arriba, pero no como algo solidario, no como algo armónico para quedar bien; no es “como es arriba es abajo”, sino eso y lo contrario y otras cosas.

Podría cerrarse el ciclo diciendo “DE TODO” y con eso ya uno podría meter en un cubilete montones de palabras, zarandearlo y soltarlo sobre una mesa y de ahí sacar unas cuantas frases, unos cuantos párrafos, capítulos y llegar a un fin indeterminado.

Pero todo esto no tiene fin; la Imaginación no tiene fin, y la Imaginación Creadora no tiene ni fin, ni fondo, ni puede llegar a conclusión alguna, y ni si quiera DEBE. Nadie puede ni debe parar la Maquinaria de este Universo, porque además de ser desconocido, no tendría sentido, aunque en alguna imaginación ultraviejísima puede haber ese deseo, pero será rechazado todas las veces que se lance ese deseo, pues las Mentes Imaginativas de los Dioses Vivientes tienen más fuerza que eso y otras muchas cosas. Qué sin sentido y sin embargo qué lógico para una Mente Infinita.

La Maquinaria que Regula no tiene esa forma multipiramidal, pero puede tenerla, pues tiene lógica, puede tener otra forma, o puede que no tenga ninguna forma. La Verdadera Máquina que Regula NO está en el centro de la Tierra ni en el centro de ningún Planeta, está en los Corazones de la Gestalt que forman los Dioses Vivientes, pero mola un montón imaginarse que dentro de la Tierra no hay nada de capas freáticas, ni capas tectónicas, ni capas de ninguna clase, y menos un Núcleo de hierro que arde como si fuera un motor. La Tierra se mueve porque el Dios de la Tierra, el Dios de la Roca Soñante se mueve, y se enfada, y ama, y tiene sueños que son recogidos por los Dioses Vivientes, así como los Sueños de todos los Dioses Conscienciados por todas las Almas habitadas por esos Dioses Vivientes.

Dioses Infinitos funcionando al Son de todo lo Imaginable e Inimaginable, sin ninguna traba humana por medio, sin ninguna ridícula, efímera y limitada imaginación de la monstruosidad humana.

Hay historias buenas inventadas por algunos creativos humanos, pero todas adolecen de lo mismo: el límite.

Las Hadas y demás Seres Maravillosos existen, no cabe la menor duda a ninguna Mente Sabia Divina de un Dios Viviente como los Dioses mandan; algunos humanos no demasiado monstruosos captan la idea y lo muestran, siempre en cuentos, libros o películas, pero se quedan cortos en su exposición, les da verdadero miedo saber que la Magia está y habita en cada rincón de este astro.

Los Dioses Vivientes existen en cuerpos humanos de este Mundo llamado Tierra, no cabe la menor duda a ninguna Mente Sabia, PUNTO. Algunos seres humanos también no demasiado monstruosos, lo saben, con mucho temor, pero lo saben, y entonces lo cuentan de igual forma en cuentos, libros y películas, pero... vuelven a tropezar como humanos finitos en la misma piedra, una piedra invisible pero que parece que todos van hacia ella atraídos como imanes unipolares. Cuentan en esas historias algo de “mutantes” en un aspecto físico de “poderes” de super héroes de tebeo, que a fin de cuentas luego se comportan como cualesquiera seres humanos, con preocupaciones burdas e intenciones “benévolas” para con la humanidad.

Los Dioses Vivientes NO están interesados en nada que sea humano, ni más ni menos monstruosos, porque a fin de cuentas la cabra tira al monte, y el humano que no es demasiado monstruoso, lo acaba siendo porque es cobarde, no se atreve a ser solitario, no se atreve a ver por sí mismo, y pensar, y ver qué pasa frente al Abismo, y dejarse caer por él al borde de la locura y la inexistencia para volver a empezar. Si fuera así, la Tierra estaría ya conquistada y en orden y ya no haríamos nada aquí.

Pero estamos comenzando y nos Protege la Divinidad de nuestra Divinidad intrínseca, esa Fuerza insuperable de la Gestalt Gigantesca que une Corazones de Dioses Vivientes de toda esta Tierra, de otras Tierras-Planetas o lo que sea y en todo Espacio y Tiempo.

De esa Forma Maravillosa la Estructura Interna Central de la Estructura Octogonal de la Bipirámide se Enriquece a cada instante de segundo y esto, TODO ESTO, sigue.

Los monstruosos seres humanos deberían de estar agradecidos de nuestra generosidad.


Ja ja ja ja!!, qué bueno, esa es una frase de libro, pero no cuela en tu pensamiento ni de broma, ¿cómo iban los monstruosos seres humanos sentir algo así? Es del todo ajeno ese sentimiento y su condición de bichos más hediondos que un ejército millonario de cucarachas. Queda bien, de verdad, pero no cuela, ha llegado la frase al centro mismo de la Estructura y ha chisporroteado una cadena infinita de carcajadas.

Bueno, pero que luego no se diga que se ha lanzado el pensamiento. Podría pasar.

Sí, cuando las ranas tuvieran ya un comercio exterior con Marte de jerseys de cuerpo entero y bien grandes, porque ya sabes que los marcianos son más bien de talla XXL.

Cuando la Super Maquinaria que Regula comienza a moverse, esto es, a dar vueltas en infinidad de sentidos, eso quiere decir que se está Creando algo Nuevo, y eso ¿sabes la de veces que ocurre? Muchas, ni al día, ni a la semana, ni al mes ni nada de esos tiempos medibles, está ocurriendo continuamente.

En las cosas cotidianas normalmente es donde están los Fenómenos más espectacular y extraordinarios. El otro día vi una cinta de celofán blanca bailar en medio de un carril de una autopista. ¿Sabes cuántos conductores vieron eso? Creo que ninguno, y hacen bien, pues con el vuelo de una mosca se estampan contra el primero que le toca morir, que bien mirado, está bien, pues forman parte sin saberlo, esto es, inconscientemente, de la Maquinaria que Regula; pero era... extraordinario, fue un baile muy pequeño, se formó por los remolinos del viento natural y las pequeñas corrientes de los coches y camiones al pasar, pero bailó, no era un simple movimiento de algo que se mueve al paso de algo; se irguió esa banda blanca y bailó por un momento.

Yo vi el otro día algo más precioso.

Yo no he dicho que lo de la cinta fuera precioso, fue algo extraordinario.

Bueno, pues el otro día vi algo que también era o fue extraordinario, y además fue bonito. Todos los días veo a un pobre niño tetraplégico que junto a su madre esperan algo, y hay un ser más, un perrito que lo tiene en brazos, en su silla de ruedas, el pobre niño, aunque no es pobre por ser tetraplégico, es una expresión nada más; ha habido algo en la Maquinaria que Regula que hizo que eso fuera así, tal vez, para que saliera en algún escrito o algo. El caso es que la imagen de ese heroico niño, -pues la verdad es que debe de ser un héroe para soportar su condición física- con su fiel perrito en brazos es algo ejemplar. Pero la resolución de a qué esperan llegó otro día; a una pregunta lanzada al Destino, llega siempre la respuesta, más tarde o más temprano. Y la respuesta llegó cuando un día vi que a lo que esperaban los tres seres era a una furgoneta especial, con rampa y todo eso, que le llevaría a la escuela; ¿a que no sabes qué hacía el perrito ya en el suelo? Se estaba despidiendo del amito, sí, con unos ladridos que transmitían entre alegría, porque el amito iba a cultivar su alma, y de pena, porque su amito se iba y no lo iba a acariciar hasta el rato que fuera. Me gustó mucho la escena, más allá de lo tierna que lo vería cualquier simple humano; NO ES TIERNO, es algo ejemplar: el comportamiento del perrito era más que humano, era de un pequeño Dios Viviente habitando un cuerpo de perrito y el chaval es un ALGUIEN que seguro que va a ser algo importante, en serio, me dio esa sensación. La madre no cuenta, lo siento, ella ya tiene asumida la tara de su pobre hijo; quizá no, quizá sienta mil cosas maravillosas con esa escena que para ella es diaria, y vuelve a casa con sus cotidianidades; pero no la dejemos así, también cuenta, pues debe de cuidar del niño, tarea ardua y llena de, se quiera que no, de AMOR, pues debe de ser así, si lo hace como un sacrificio y con fatiga, ya no es lo mismo. El AMOR es incondicional, y si vive ese momento tan extraordinario le debería de dar ánimos para seguir con más fuerza cada día.

Está curioso, sí, ¿y eso también está dirigido o lo que sea desde la Maquinaria que Regula?

Evidentemente, lo de “hasta el vuelo de una mariposa está medido por la Fuerza de los Dioses”, o algo de eso; sí, hombre, la frase de la Mariposa y sus alas.

Quieres decir que cuando las alas de una mariposa se mueven en un sitio, en otro se está provocando un huracán?

No, esa no, esa tiene que ver con otra cosa. Da igual, el caso es que hasta el aleteo de una Mariposa, y a ser posible bonita, no de esas gordas y feas nocturnas, aunque esas también, está medido por lo que sea, el Destino, el Azar, el Deseo, la Imaginación...

¡Y el reflejo del sol en un disco compacto colocado en una terraza para supuestamente espantar a los pájaros y no picoteen una planta de un tiesto o maceta!!

También eso, je, vaya idea más tonta, pues los pájaros, que no son tontos, al principio no digo que no se asusten, pero se hacen al reflejo, me ha parecido ver a alguna paloma mirarse a los discos esos para ver si están guapas, y se acicalan y todo. Si es que cuando decimos que el ser humano es tonto, es por algo.

Pues el otro día la Máquina que Regula expuso una situación alucinante: a la entrada de una ciudad, había muchos vehículos circulando, pero no a mucha velocidad, pues había un paso de cebra y una rotonda con su ceda el paso y todo eso. Antes de llegar al paso de cebra, un metro o así, el coche que nos antecedía fue disminuyendo la marcha hasta casi parar, nos fijamos y me quedé alucinado: estaba pasando una pobre paloma cantidad de mayor, que ya no podía volar ni nada, y al fin pasó y el coche reanudó la marcha; miré a la conductora a través de su retrovisor lateral y le hice saber que había hecho muy bien, diez puntos para su alma. Esa persona tenía algo más, de verdad, pues observó, vió, sintió e hizo lo que hizo. En una situación vulgar y monstruosa habría pasado a prisa y corriendo y la pobre paloma hubiera quedado más chafada que un cuadro abstracto. No tiene otro destino esa paloma más que el de reencarnar, pero al menos lo hará en el parque que había al lado, cerca de lo que va más con ella, no con ese espanto de “civilización” de ruido y malos olores. En mi imaginación paraba el vehículo que conducíamos, cogía a la paloma y la dejaba en el césped, pero quedó todo en eso.


(Continuará)

Hectópolis

2 comentarios:

kyle xy dijo...

Nos cargamos el planeta!!! Pobre paloma, que pena que eso último, solo fuera tu imaginación.
SALU2

SOY LA QUE SOY dijo...

Tengo que asimilar todos estos escritos ... tengo el finde por delante para ello, pero es que cuando hablas de Hadas y Duendes yo es que me derrito ...

Ya te comentaré de nuevo cuando lea de forma encadenada.

Un besazo mientras tanto.