sábado, 27 de septiembre de 2008

La Maquinaria que Regula (Parte 6)

(Es continuación)



PREVISTOS


No hace falta una Maquinaria que regule absolutamente nada para saber que todo cuanto viene del futuro, además de lógico, es previsible, pero sólo para y con el mundo humano monstruoso; lo que por suerte y gracia no sabemos es lo que llega del Futuro en cuestión de sorpresas, menos buenas y buenísimas; algunas de ellas vendrán un poco interactivas o confluenciadas por las que vienen ya sabidas para el mundo humano. Los terremotos, huracanes, lluvias torrenciales y demás cuestiones de la salvaje madre naturaleza y la indomable Madre Tierra, son de lo más normal, y que sean más fuertes o menos fuertes no tiene ninguna importancia, dependerá de lo que surja en ese momento, si hay más para reencarnarse o menos, o nadie, pues hay que saber que en muchas zonas NO habitadas de este planeta ocurren todos los días cosas, pero claro, el petulante ser humano cree que lo que le ocurre a él y sólo a él ante la naturaleza es lo más importante; si se destruyen zonas naturales por medio de la salvaje naturaleza, eso no importa, pero... resulta que si el aleteo de una mariposa en un sitio provoca un huracán en otro sitio, imaginemos lo que provoca que un huracán, una lluvia torrencial o un terremoto destruyendo tal mecanismo de esa misma naturaleza salvaje, pues no tenemos ni idea.

El horrendo y calamitoso ser humano piensa que puede alterar las cosas salvajes de este planeta por su desmesura, su salvajismo moderno y todas las tonterías que hace de consumismo y demás, pero es como si una hormiga quisiera llamar la atención de una ballena dándole con las antenitas en el extremo más extremo de la cola del cetáceo, o sea, que no se entera, ¿a que no? Pues claro que no, pues eso le pasa a la Tierra, y más todavía si encima tiene un sistema que no se conoce en absoluto, y menos por la sinrazón racional que desimpone la submente humana de no creer en parte de la gran Base que mantiene todo esto, que a parte de ser la Maquinaria que Regula, es la Magia de sí misma y la Magia tal cual. Sin La Magia no hay nada.

La cinta aislante blanca, los discos compactos al sol, la paloma que cruza y se le deja cruzar la calzada, el perrito, el niño tetraplégico, la Música de las Esferas y más allá de las Esferas, lo que sucede en las ridículas bolsas financieras, las trombas de agua, la sequía, el cambio climático lógico que sucede cada día, las sincronicidades, las no sincronicidades, las supuestas casualidades, los que saben que son causalidades, y un sin fin infinito de ejemplos más, sólo suceden, única y exclusivamente, por la Magia, que nos está rodeando, insisto, insistimos, por todas partes, por doquier.

Sin la Magia no existiríamos, sería todo ridículo y el Dios que vino de Nubia se reiría más de todo de lo que ya se ríe cada día a través de Nuestras Risas. El ridículo y lo tedio del horror humano es sólo perceptible por ellos mismos, porque no sienten la Vida, no sienten la magia, NO sienten al Destino predestinándoles, no sienten... NADA.

Oye, y si mandamos un deseo a la Máquina que Regula de que deje de existir esa especie tan estúpida? Sería una pasada, por no decir que sería inefable y maravilloso, claro.

Bueno, el caso es que ese deseo, verdaderamente, ha sido lanzado hace mucho tiempo. En realidad casi nada más haber sido creado el ser humano como tal y a sus pocos comportamientos de poco más que un simio, fue lanzado el deseo de que dejara de existir, pero es como que cuesta y es muy costoso que se cumpla, visto lo visto, pero como forma parte de un juego un tanto extraño y lúgubre, está tardando lo suyo. Es como cuando te equivocas de tecla y ya no puedes rectificar, dependiendo qué tecla sea, pero como pongas teclo y no te des cuenta y lo dejas así queriendo haber puesto TECLA, lo de teclo se queda ahí, y sólo a la hora de editar lo puedes rectificar, pero como la edición llegue un montón de tiempo después, mientras tanto ha quedado teclo ahí para ni se sabe. Pues con el ser humano tremebundo es lo mismo, hasta que se vuelva a editar, reeditar o lo que sea, no se podrá modificar. Ello ocurrirá cuando haya una buena y excelsa extinción casi absoluta, con calidad, pasando todas las normas de exigencia que a tal efecto se haga; una revisión metódica. Y no será desde luego esperando a una nueva conciencia y que ya está llegando porque el ser humano horripilante ya se está dando cuenta y todas esas paparruchas, todo eso es MENTIRA, y a las pruebas se puede remitir cualquiera.

El deseo ha sido lanzado, desde luego que sí, pero hay algo que se está encasquillando demasiado. Luego la caída será peor, pero bueno, quien sea verá. Nosotros lo vemos MUY claro, no cabe la menor duda, pero no hay manera.

Pero si hubiera sido un deseo lanzado casi nada más crear al ser humano, no se podrían haber creado algunos de los Imperios más importantes de la Historia.

Claro que sí, de hecho ello pudo ser porque en realidad esa humanidad que desconocemos a ciencia cierta cómo era, no eran simples simios parlantes, monos locos, primates, primántropos vestidos, no, no y no; eran verdaderos Dioses vivientes, conscientes e inconscientes, porque en realidad lo que vale es el hecho de hacerles HACER, y mientras HACEN, valen, y son diosecillos vivientes; si HACEN y además son CONSCIENTES de lo que hacen, son ya más dioses vivientes; si además de HACER, ser CONSCIENTES y AMAN, son Dioses Vivientes de tomo y lomo, y si además de todo eso son CONSCIENTES de la Eternidad, esto es, de la Reencarnación, son Dioses Vivientes Inmortales por los eones de los eones y AMÓN. Son Dioses que sabrán cómo llegar al punto exacto después de volver a la vida cuando reencarnan, ese periodo de transición que no es nada, son unos micromomentos que se superan con un gramo de paciencia.

Es una criba, se va cribando, cribando, cribando, cribando sin cesar, y aunque ahora parezca que no se está haciendo, SE ESTÁ HACIENDO, pero con tanta gente, el bosque no se ve, los árboles no se ven, las hojas de los árboles no se ven, los átomos del color verde que dan a las hojas no se ven, PERO, se VEN y se perciben y los captamos estén donde estén, sin espacio, ni tiempo, ni nada; se captan, Los Captamos, los llamamos, nos encontramos, nos Reencontramos, les damos el golpecillo en la espalda y les decimos, qué pasa, chavalote, ¿ya?, ¿recuerdas? Sí, estás solo, las estás pasando putas, ya está, ya pasó. El que hace caso a eso, uf, es una maravilla, otros no se quieren dar cuenta, están todavía muy entumecidos por el paso del tiempo y toda esa montonera de hojas, ramas, árboles, bosques, montañas, en fin, asalvajizados, pero ya vendrán más y más vidas donde tropiecen y tropiecen, se den porrazos y porrazos, ya despertarán cuando estén hasta el último pelo de sufrir por nada; porque sufrir se sufre por ALGO que cuando sea va a dar sus Frutos.

Bueno, pues entonces que sea lanzado el deseo a la Maquinaria que Regula de que ese Reencuentro se de más prisita, que sea más dinámica la cosa, vaya.

Ayyyy, ese Deseo también está lanzado desde hace mucho tiempo.

¡Jolines!

No, no pasa nada, es que es así, y cuando llegue el momento, -si llega-, será un fiestón que llegará la noticia hasta los Soles que todavía ni nos podemos imaginar que ya están existiendo. Pero estamos en ello, y estamos en ello, y estamos en ello; ese es uno de los Deseos más repetidamente lanzados, hay que lanzarlo cada milésima de segundo, para que se vaya reforzando.

Pero solo vale el Deseo, eso de querer hacerles ver que... NO VALE. NADIE va a querer ver lo que no puede y ni quiere ver; el VER lo que sea más allá de sus narices es un acto personal e intransferible, NO se puede hacer desde fuera; desde fuera puedes mostrar coordenadas, pistas, claves, ideas, pero nada más, eso es lo que vale, y los llamados harán caso de la llamada o no.

Eso de que hay que hacerles saber que... NO VALE.

Eso de que hay que hacerles... lo que sea, NO VALE, es una pérdida de tiempo, es un desgaste de Energías para poder seguir en esta Maquinaria, son unas Fuerzas Fundamentales, Primordiales, Trascendentales para poder continuar, porque la Continuación en Nuestra Constancia es lo fundamental, es lo que Nos dejamos a Nosotros mismos para poder seguir.

NO hay Número, hay Función, esa es otra base.

Quizá desde la Mismísima Maquinaria que Regula, o lo que sea, hay un poco de confusión, porque son TANTAS las Fuerzas que están activando todo, que no sabe hacia dónde tirar.

Tirar hay que tirar hacia adelante y hacia arriba, no hay más dirección.

Claro, eso no cabe la menor duda, pero... ¿Cuántos Arribas hay?

UNO SOLO, par diez, ¿cómo iba a haber varios? Es absurdo.

Claro, por eso, porque es Absurdo.

Podríamos Hablar directamente con la Maquinaria que Regula.

Ya veremos


(Continuará)

4 comentarios:

kyle xy dijo...

Estamos llegando a un punto, en el que nos creemos dioses.
Por cierto, hay un premio esperándote en mi blog.
SALU2

SOY LA QUE SOY dijo...

¿Todo está en el poder de un deseo?


Si la respuesta es afirmativa, me pregunto cuándo deseé lo que he vivido ... ¿o es que otros lo decidieron por mi?.

Todo, si sobrevives, te hace más fuerte ...

La maquinaria que regula lo sabe...

Un besazo, adelante y hacia la victoria, siempre.

Hectópolis dijo...

Hola, Kyle, de nuevo gracias. Y bueno, lo del premio, mil gracias, yo creo que no lo merezco, entre otras cosas porque los premios son para cuando uno está ya muy trabajado, y yo soy un simple principiante, poniendo interés y esfuerzo pero principiante no más ;)

Y como te decía en tu blog, no es una cuestión de CREER ser dioses, sino de SER Dioses, y por todo lo alto, pero con toda la humildad, la honestidad, inteligencia. Pero NO pensemos que el ser humano porque transforma algunas cosas es o son dioses, no no no, en todo caso, y porque transforma MAL las cosas, son DEMONIOS, y por eso le va como le va. Pienso yo, claro.


Querida Tea, qué bien verte, muchas gracias por tu comentario.

Y aunque suene duro, pienso que de alguna manera u otra, sí hemos deseado TODO cuanto tenemos, porque NO es necesario que sea un deseo directo: "quiero que me vaya mal", no no no, ni quiero que me pase nada malo, pero me pasa, y me sale todo mal, y no es un deseo, PERO, por consecuencias de haber elegido así o asá, sale otra cosa y es COMO SI hubiéramos elegido, deseado, y además de manera ferviente, que me fuera mal. Es complejo, pero es así.

Y no puede ser, creo yo, que alguien con su deseo supere tu voluntad, bueno, la voluntad de cada uno; la Voluntad de UNO es y debe de ser más fuerte que la de cualquiera, porque es NUESTRO deseo.

De alguna manera, eso, muchas cosas ya están predestinadas y muchas gentes van por esa predestinación pero porque precisamente NO quieren ponerse al mismo nivel que el Destino, ni por debajo ni por encima, sino mirando cara a cara a ese Destino, a HAIAR, al Azar, y cogerle como mucho por el cuello y decir ¿¡Qué?!, y esperar respuesta. Pero no mucho más... o sí ;)

Ahí estamos, arriba y alante, como tiene que ser.

Besos y abrazos, querida


Hectópolis

SOY LA QUE SOY dijo...

Gracias a ti, que me has inspirado el post de hoy, el cuál te lo dedico, como aprendiz de la vida, como compañero de la ley... esa, la de VIVIR.

Un abrazo afectuoso.